Intelligent Process Automation

A medida que las empresas avanzan en el camino de la digitalización, la importancia de la automatización en todas partes se vuelve cada vez más clara. Los colaboradores deben ser más productivos, incluso cuando trabajan de forma remota, y las interacciones complejas con los clientes deben fluir sin problemas. Así, tanto empresas como consumidores, esperan que los procesos continúen de forma ininterrumpida en todos los departamentos, sistemas, fuentes de datos y sistemas IoT en cualquier lugar del panorama empresarial. El desafío, por lo tanto, es saber ¿Cómo me apoyo en la tecnología correcta para hacerlo?

Entendiendo las Diferencias

¿Qué es RPA?

RPA es la tecnología de software que permite realizar transacciones en aplicaciones de software o sitios web, imitando los clics que realizaría un ser humano. Así, proveedores como Automation Anywhere, ofrecen un entorno para desarrollar robots de software, y que realiza acciones repetitivas del día a día dentro de la organización.

La automatización de tareas a través de RPA, a menudo comienza a nivel de departamento, donde las personas están felices de entregar sus tareas mundanas (siempre que no sientan que su trabajo está en riesgo) para que puedan concentrarse en trabajos más importantes que involucren mejor sus cerebros y habilidades. Puede ser una forma sencilla de probar la automatización: los datos están a mano y las tareas están bien ensayadas.

¿Qué es BPM?

BPM es una metodología corporativa destinada a optimizar los procesos de una organización a través de una plataforma de software. ¿Qué entendemos por proceso? Simplemente una serie de actividades que las personas y sistemas deben realizar de forma organizada para alcanzar un objetivo específico, y donde el ser humano debe tomar decisiones, descartando una automatización vía RPA.

La automatización de procesos a través de un BPMs, como Bizagi por ejemplo, aborda las interacciones y flujos de trabajo más complejos y que se integran con sistemas como el ERP, CRM u otro. Los casos de uso de servicio al cliente son un buen ejemplo, ya que requieren acceso a información de otros sistemas, detalles no-sistémicos y pasos de solución de problemas, todo mientras se mantiene un diálogo de ida y vuelta con el cliente. Procesos de onboarding de colaboradores, soporte, procesamiento de reclamos, gestión de producción, logística e incluso procesos core son buenos candidatos para trabajar con un BPMs.

Del flujo de trabajo, a la empresa automatizada: potenciando BPM con RPA

Ya sea para un proceso simple o uno complejo, el objetivo final de la automatización inteligente, es decir BPM + RPA, siempre será maximizar la carga de trabajo asumida por las máquinas, con el fin de que la fuerza de trabajo humana sea más productiva y eficaz, consiguiendo reducir los costos y aumentar los ingresos.

Sin ir más lejos, según la consultora de inteligencia IDC, se predice que: “Para el 2024, más del 75% de las organizaciones implementarán algún nivel de automatización en múltiples procesos, para impulsar un mayor nivel de optimización de procesos y liberar efectivo operativo“.

Ejemplo de proceso automatizado con BPM + RPA para onboarding de nuevos colaboradores.

Ahora bien, si la automatización inteligente tiene el potencial de ofrecer grandes beneficios en toda la empresa, ¿Cuáles son los puntos más importantes que se deben considerar para no tener un proyecto fallido?

  1. Apoyarse en los desarrolladores del negocio: Si el departamento de tecnología no tiene tiempo para hacer de la automatización una prioridad, TI debe entregar a los posibles los automatizadores de procesos (personas de negocio) las herramientas requeridas y el acceso a los datos, pero siempre con los resguardos que permitan asegurar que los desarrollos se mantengan dentro de la arquitectura y los estándares de la empresa.
  2. Tomar el control de los datos: Dar acceso a los automatizadores de procesos a los datos correctos (a través de un catálogo de datos y API adecuadas) bajo el gobierno de TI es el eje de la automatización inteligente exitosa. Simplemente no puede automatizar sin ella.
  3. Centrarse en el valor empresarial: Cada proyecto de automatización es una oportunidad estratégica para evaluar procesos desde una perspectiva digital, con miras a mejorar los resultados comerciales y el ROI.
  4. Aprovechar las tecnologías fuera de la plataforma: Los recursos externos y los conjuntos de datos para la capacitación en inteligencia artificial y el procesamiento del lenguaje, por ejemplo, pueden impulsar un proyecto y aportarle inteligencia mucho más rápido que acumularla orgánicamente. Asegúrese de que su plataforma pueda acomodarlos.
  5. Desarrollar aplicaciones completas que tengan interfaces de última generación: Utilice la plataforma para reunir todos los recursos en potentes aplicaciones de automatización que ofrecen a los usuarios las interfaces contextuales intuitivas que esperan.

Si deseas más información de cómo podemos apoyar una implementación de Intelligent Process Automation con Bizagi y Automation Anywhere en tu empresa, no dudes en escribirnos a contacto@backspace.cl y de revisar nuestro caso de éxito con Total S.A en este link.

Intelligent Process Automation: BPM + RPA